Una visión defectuosa es un impedimento para muchas actividades. Como la mente le da forma definitiva a las imágenes, es natural que los estados emocionales dependan, en gran medida, de la calidad de la visión  o de los trastornos de la misma. A la vista se le llama el sentido de la vida, porque juega un papel de suma importancia en la estructura de la personalidad. Los ojos además de captar Luz e imágenes, son los principales emisores de señales y receptores de información. Una mirada agrede, desnuda, suplica, brinda afecto o desprecio, amor, sensualidad, pasión o deseo; apoyo, comprensión, orgullo, soberbia, desazón o miedo. Es decir, la mirada es capaz de expresar nuestros sentimientos reales  y los más profundos deseos; por eso debemos tener siempre una mirada armoniosa, unos ojos expresivos  y una salud visual  envidiable. Por: Centro Ocular Dr. Rincón